+


   Panorámica plaza Mayor.
Gaudí diseño la plaza como centro de reunión del complejo residencial, estaba previsto que en él se realizaran todo tipo de eventos, desde obras de teatro, exposiciones, mercado, competiciones deportivas, reuniones, etc., el lugar era muy propicio para albergar todo tipo de público e incluso el viaducto de la zona de la montaña estaba pensado para poner el público como si fuesen palcos. Eusebi Güell abrió muchas veces el parque para la celebración de eventos y se llegaron a celebrar reuniones y actos de todo tipo.
Lo más destacable de la plaza es su espectacular banco ondulado calificado como la primera gran obra de arte abstracto a nivel universal, ya que Kandinsky no realizó su primera acuarela hasta muchos años después, y el banco se construyó en 1910-1913.

El banco también es el referente en la gran técnica utilizada por Gaudí “El trencadís” o las cerámicas rotas formando infinidad de formas, combinación de colores, motivos, puzles, etc. Dichas técnica fue muy criticada en su época porque rompía todos los conceptos de arte o técnica constructiva, a menudo fue motivo de burla, donde se decía que “en un lado del parque se rompía la cerámica y en otro se volvía a juntar en las paredes”. Como ocurre en la historia muchos artistas revolucionarios para su época son incomprendidos e ignorados y el paso de los años da su reconocimiento a nivel mundial, aunque el Park Güell lo tuvo a medio plazo porque muchos artistas de la época lo visitaron recomendados por Pablo Picasso, siendo este gran precursor de este proyecto después de haberlo visitado. Sin embargo si este parque hubiera estado en París o Londres, el reconocimiento hubiera sido mucho más notorio.
A destacar también la función hídrica que tiene el parque y es que Gaudí diseño el suelo del parque con un filtro de arena que hacía que cuando lloviera el agua caída se canalizara al gigantesco depósito que hay debajo de la sala de las columnas y que serviría de abastecimiento a los residentes. Dicho depósito está totalmente cerrado al público y pocas personas han podido acceder a él. Otro dato curioso es que cuando dicho depósito está lleno rebosa por la boca del “Drac”.
Seguimos viendo infinidad de grandes detalles de todo tipo, desde soluciones constructivas, hasta obras de arte de reconocimiento mundial y es que Gaudí no para de sorprendernos a medida que vamos conociendo minuciosamente esta maravilla.